Seguidores

martes, 29 de junio de 2010

DESESPERANZA

Hundi las manos en busca de tu tiempo que era el mio.
Deje caracolas a lo largo del camino, asi seria mas facil para hallarme

Cinco millones de caracolas
cinco millones de besos
Cinco millones de inequivocas bocas.
Un mundo mudo de abrazos,
eso me queda en esta tarde muerta.
Pajaros dorados que nadan en mi demencia.
Y un acorde quieto de libros de seda.
Una humanidad cargada de abatimientos.
Y esa sed caracolas que llegan a la orilla
cuando tus besos mueren en lagrimas.

Cinco millones de todo
quedo sobre la mesa,
Y mi garganta sordida pronuncio las letras
tengo muerta la vida
y con vida va mi cuerpo.
Sin tu amor he renacido, por tu amor
es que me muero.

Viernes 15 de Agosto de 2008

Por Gabriela F. ©