Seguidores

martes, 29 de junio de 2010

5


Desperte de madrugada con el olor a la savia que emerge de la tierra bendecida con la lluvia.

Desperte y me encontre con tu camisa la que vas a usar al levantarte, no queria hacer ruido para no despertarte y la bese asi cuando te la pusieras sentirias el beso que dejaba para ti.

Me desperte de madrugada y prepare un cafe para tomar con el recuerdo de una madre que se fue en otra madrugada.

Me desperte para estar consciente de que no seria un sueño el estar viva.

Recorri la casa, sali afuera la lluvia fria cayo sobre mi frente,

asi descalza toque la hierba que aun seca entre los dedos de mis pies se entremezclaban.

Bebi dos gotas que de mis mejillas cayeron.

Desperte de madrugada, y ahora escribo con sueño, con sueño de estar contigo al acostarme y con sueño de volver a ver a mi madre.

Por Gabriela F. ©